¡Llámanos! 916979590

3 averías que te resultarán costosas a causa de los neumáticos La circulación de un vehículo con gomas en mal estado además de afectar la seguridad durante la conducción también puede generar graves problemas mecánicos3 averías que te resultarán costosas a causa de los neumáticos

La circulación de un vehículo con gomas en mal estado además de afectar la seguridad durante la conducción también puede generar graves problemas mecánicos. Además de ser un punto de contacto con la carretera, los neumáticos suelen afectar otros sistemas y mecanismos del coche.

Llevar adelante un correcto mantenimiento de los neumáticos puede evitar la rotura de diferentes elementos mecánicos. La presión indebida, tanto sea superior o poco hinchados, como así también que se encuentren planos hacen sufrir las llantas, la suspensión, los rodamientos y hasta el bloque motor.

Presión excesiva y sus averías

Tener los neumáticos del vehículo con mayor presión de la recomendada generará un desgaste prematuro de la zona central, ante esto se perderá el dibujo y su agarre. Esta situación generará un mayor esfuerzo de la suspensión, esas vibraciones constantes también afectarán otras partes mecánica como la alineación y la dirección, con un costo que puede arribar a los 1.500 euros.

Poca presión y sus averías

Si el aire de nuestros neumáticos tienen poca presión el desgaste de los laterales, tanto externos como internos, harán que se pierda estabilidad y agarre. El mayor problema se encuentra en que las gomas pueden llegar a separarse de las llantas y hacer menos controlable el vehículo.

Plano en neumáticos y sus averías

Hablamos alusión a un plano al desperfecto que se genera cuando se realiza una frenada con bloqueo de ruedas, algo que no se produce en coches con sistema ABS. Además de haber partes de la suspensión que se resienten, también sufrirán los rodamientos y se generará un problema mecánico muy peligroso. Las juntas homocinéticas, que unen las ruedas con los palieres, vibrarán mucho ante un plano de neumáticos y terminará gestando la rotura de las mismas.

Cualquiera de estas posibilidades puede tener un alto costo de arreglo, ante lo cual es esencial llevar un mayor control de nuestros neumáticos, no sólo por la seguridad y la conducción, sino que también nos generará ahorro de tiempos y dinero ante una rotura de un sistema mecánico por el mal uso de las gomas.