Correa de distribución del coche: ¿Qué tengo que saber antes de que esta se rompa?

Correa de distribución precioLa correa de distribución es una de las partes más importantes del motor de nuestro coche. Y cuando esta se rompe, comienzan los dolores de cabeza y las costosas reparaciones.

La correa de distribución, como su nombre lo indica, se encarga de distribuir los movimientos del motor para que los pistones y las válvulas trabajen en perfecta armonía.

También se encuentra conectada con la bomba de agua del motor, por lo tanto dependemos de su correcto funcionamiento, para que todos estos elementos estén sincronizados.

Por esto, es de gran importancia que realicemos los mantenimientos necesarios a nuestro vehículo, para evitar que la correa se rompa o se corte inesperadamente.

A continuación te diré todo lo que tienes que saber para evitar la rotura de la correa de distribución, y ahorrarnos una costosa reparación en el taller mecánico.

¿Qué sucede en la mecánica del motor cuando la correa de distribución se rompe?

Al ser un elemento esencial del motor, ya que se encarga de sincronizar el cigüeñal con el árbol de levas, su rotura es una de las más caras a la hora de reparar los elementos dañados.

Básicamente, cuando la correa de distribución se corta por algún motivo, se pierde toda la sincronía de los movimientos del motor.

Debido a esto, lo que sucede en la mayoría de los casos, es que los pistones golpean contra las válvulas doblándolas o rompiéndolas en su totalidad.

No solo las válvulas se verán afectadas por el corte de correa, sino que los pistones también suelen salir con grandes daños, lo cual complica aún más la reparación y eleva su costo.

Y en los casos más graves y costosos, también se pueden encontrar daños en las bielas, bomba de agua, culata, árbol de levas o cigüeñal.

Como podemos ver, un daño en la correa de distribución afectará a una gran cantidad de componentes de nuestro motor, por este motivo es una de las reparaciones más costosas.

Comentario práctico: Cómo evitar la rotura de la correa de distribución

Cuando llega la hora en que la correa se rompe, no hay nada que podamos hacer. Por eso debemos actuar antes de que esto ocurra, siguiendo esta serie de consejos.

De esta forma nos aseguraremos de una larga duración de nuestra correa, y por consiguiente de la vida de nuestro motor.

  • Revisión de la bomba de agua

Una avería en la bomba de agua puede traer como consecuencia la rotura de la correa de distribución, por lo tanto hay que mantener vigilado este elemento de nuestro motor.

Nos saldrá mucho más barato cambiar o reparar esta pieza, que luego tener que lidiar con los gastos provocados para la rotura de la correa de distribución.

  • Revisar la correa una vez al año

Es muy recomendable realizar, al menos una vez al año, una visita al taller para comprobar el estado de la correa de distribución.

Para detectar posibles cortes, sequedad o indicios de mal estado en la correa. De esta forma tendremos el asunto en nuestras manos, y evitaremos desagradables y costosas sorpresas.

  • Revisión de los tensores de la correa

Los tensores, como su nombre lo indica, son los encargados de mantener la correcta tensión de nuestra correa de distribución.

En caso de que estos fallen, la correa se podría romper o salir fácilmente. Por este motivo, también conviene tenerlos controlados, y cambiarlos por unos nuevos cada cierto tiempo.

  • Cambiar la correa de distribución

Uno de los puntos más básicos para evitar la rotura de nuestra correa, es cambiar esta pieza según las recomendaciones del fabricante de nuestro coche nos dé.

Por lo general debemos cambiar la correa entre los 80.000 y 150.000 kilómetros, ya que esa es su vida útil; aunque en cada caso en particular varía según el coche y su modelo.

No son iguales los motores Seat, Fiat, Peugeot, Renault, que Ford, Audi o BMW. Por esto vuelvo a recalcar, para cada caso en particular el fabricante da una información específica.

Si no llegamos a realizar todos los kms necesarios para hacer el cambio, también nos podemos guiar por el tiempo. Es recomendable cambiar la correa cada 5 o 7 años para evitar desgastes.

  • Comprobar la correcta tensión

Una de las primeras cosas que tenemos que tener en cuenta, es revisar que la correa se encuentre en su correcto punto de tensado y en buenas condiciones.

Ya que si se encuentra demasiado tensa, o demasiado floja, esto acabará por producir una rotura de la correa de distribución.

Para ello es recomendable que el vehículo sea revisado por un mecánico, para determinar el estado en la que se encuentra la correa y así darle el punto de tensado óptimo.

¿Cómo saber si la correa de distribución está rota?

Cuando se rompe la correa de distribución, el motor deja de funcionar, este es el primer síntoma que podemos detectar a simple vista.

Luego, oiremos un ruido en el motor muy extraño, a metales que se chocan para luego apagarse el motor. Esto es porque todos los elementos quedarán sueltos y golpeándose entre sí.

Una vez que notemos estos síntomas, procuremos no tocar el coche y evitar el arranque del mismo. Pues todo lo que hagamos, podrá producir mayores averías.

Vídeo: Rotura de correa de distribución en coche Citroen

Les dejo este vídeo a modo de ejemplo, para que puedan apreciar de manera mucho más visual y simple.

Así podréis ver en que consta la rotura y el cambio de la correa de distribución.

¿Cuánto cuesta reparar la correa de distribución?

Cuando se rompe la correa de distribución, la mayoría de las veces no basta con cambiar la correa de distribución para solucionar el problema.

Ya que como vimos antes, la rotura de esta, suele acarrear la avería de otras partes importantes del motor de nuestro vehículo.

Por lo tanto cuando la correa de distribución se rompe, nos vemos obligados a hacer una gran serie de reparaciones para que el coche vuelva a funcionar.

En cambio, si solo vamos a realizar el cambio de correa porque ya le llegó su fecha o ya tiene sus kilómetros, entonces estamos hablando de otros precios totalmente distintos.

Si vamos a cambiar la correa de distribución por mantenimiento, el precio rondará aproximadamente entre los 100 y 200 euros.

En cambio, si nuestra correa se rompió al estar circulando con el coche, el costo de la reparación puede elevarse a los 3.000 euros.

Aunque el precio de la reparación dependerá del modelo de coche que tengamos, y de los daños que se hayan hecho en las piezas del motor a la hora de la rotura.

¿Se pueden utilizar repuestos de segunda mano?

Debido al alto costo que supone la reparación de los daños ocasionados por la rotura de la correa de distribución, seguramente se te ocurrió comprar repuestos de segunda mano.

Pero lamento decirte que en estos casos no es posible utilizar repuestos de segunda mano. Ya que suelen ser productos con un gran desgaste, por lo que no tardarán en volver a romperse.

Por esto, solo contamos con la opción de comprar siempre productos nuevos para realizar la reparación correspondiente.

Dónde reparar mi correa de distribución al mejor precio

Tanto si tienes que hacer un cambio rutinario de tu correa, como si tu correa se ha roto, seguramente estarás buscando un taller de confianza al mejor precio.

En nuestro taller te brindaremos un servicio de primera calidad y lo mejor de todo, al mejor precio del mercado !! 

Los años que llevamos en el sector, y la gran cantidad de clientes que confían el cuidado de sus coches en nosotros, nos avalan.

Por cualquier duda o consulta, nos puedes escribir mensajes a través de nuestra página, y no tardaremos en responder a tu solicitud.

O sí prefieres acercarte en persona a nuestra zona y ver nuestro taller, nos encontrarás en la calle Atienza 12 de Fuenlabrada, Madrid.