¡Llámanos! 916979590

Metodos de limpieza de un motor

Aprende a limpiar el motor como un profesional

Realizar limpieza de un motor con frecuencia es la manera más eficiente de evitar daños y averías.

Con ella, se consigue que su aspecto se vea más renovado y se prevengan los efectos corrosivos ocasionados por la suciedad.

Por otra parte, la suciedad puede afectar el radiador y atrofiar el sistema de refrigeración, pudiendo provocar recalentamiento y conllevar a un motor gripado.

En esta sección, te daremos algunos consejos sobre los métodos de limpieza de un motor.

Limpieza de un motor

¿Qué tener en cuenta para la limpieza de un motor?

Lo primero que debes hacer es ubicar tu coche en un lavadero que permita la corriente de aguas residuales.

Habrá diversos líquidos que terminarán en el suelo unidos al aceite y otros productos usados.

Antes de comenzar, la temperatura del motor debe alcanzar el punto ideal.

Si éste está demasiado frío arrancar la suciedad se complicará y si, por el contrario está muy caliente, los elementos químicos que apliques pueden exhalar vapores tóxicos para ti.

Por otra parte, es de vital importancia quitar los sistemas eléctricos de la batería.

Puedes, por una parte, desconectar solo la terminal negativa y mover el cable a tierra alejado de éste.

cómo limpiar un motor adecuadamente

Haz la limpieza de tu motor en un sitio adecuado

También puedes optar por desconectar ambas terminales si quieres limpiar la batería fuera del espacio del propulsor.

En ambos casos, es necesario taparlas con alguna tela impermeable para impedir a toda costa que se mojen.

De esta forma, debes cubrir el carburador y las tomas de aire para evitar posibles filtraciones.

Es decir, será necesario impermeabilizar todas las partes que usen electricidad.

Por otro lado, ten mucho cuidado con la pintura de tu vehículo. Lo mejor es que tapes con alguna tela las partes del coche sobre las que debes apoyarte para trabajar en la limpieza, con ello evitarás rayas.

Para evitar inconvenientes y que salten residuos, limpia debajo del capó.

Aquí siempre encontrarás hojas, ramas y demás elementos que el viento hace caer.

Puedes eliminar estos restos de sucio con aire a presión a través de una máquina.

Cuídate tú también. Procura usar gafas de seguridad para que ningún químico caiga en tus ojos.

Asimismo, usa guantes que eviten una mala reacción del producto en tu piel.

¿Cómo limpiar un motor de gasolina?

Los métodos varían según el grado de profundidad que quieras aplicar o el que amerite el nivel de suciedad en tu motor.

La más sencilla, la limpieza ligera solo amerita algún repasador o trozo de tela sumado a un cepillo para eliminar rastros de polvo.

De igual manera, se puede agregar en estos dos soportes el uso de algún producto desengrasante para eliminar lo más pegajoso.

Aun así, dicho producto debe ser específico para este fin, usar cualquiera puede provocar un daño.

En este sentido, el comienzo de la limpieza amerita primero sacudir el polvo y retirar las partículas que haya con un cepillo.

Una vez hecho esto, aplicaremos el producto químico, dejándolo hacer efecto por unos minutos para proceder.

Evita a toda costa usar químicos para producir brillo en todas las partes del motor. Puede ser perjudicial para las piezas de plástico.

Lo mejor es usar productos específicamente automotrices en los soportes recomendados, como el metal.

Al desengrasar debemos recordar en qué zona si se amerita la presencia de grasa para no eliminarla por completo.

Por otra parte, el motor solo debe humedecerse por partes, ya que mojarlo sin control en gran cantidad puede ser desfavorable.

El desengrasante se aplica rociando de abajo hacia arriba, estando pendiente de cubrir todo.

Por supuesto, lo más sabio es leer las instrucciones del producto y ejecutarlas tal como dictan.

limpieza de motor de gasolina

Al comenzar la limpieza puedes restregar suavemente con alguna brocha para las zonas grandes y aprovechar un pincel para las partes poco accesibles.

El cepillo que escojas debe poseer cerdas duras o en su defecto, de acero para la grasa y el aceite quemado.

Es de vital importancia no dejar secar o evaporar el producto que estamos usando. Mantén siempre humedecido el motor.

Para retirar el desengrasante puedes usar una pistola a presión, siempre teniendo en cuenta no empapar las superficies que cubrimos con anterioridad.

No obstante, utilizar una manguera común es más ideal.

Se recomienda está más que la de alta presión. Mucha fuerza de agua puede despegar los materiales que usamos para impermeabilizar.

¿Cómo finalizar la limpieza de un motor?

Secar el motor es la parte más sencilla.

No obstante, recuerda que la presencia de agua puede ser fatal, hazlo con telas bastante absorbentes o ayúdate con un poco de aire. Para que sea más efectivo y rápido, el motor puede ponerse en modo ralentí.

Una vez secado el motor procedemos a quitar los materiales con los que cubrimos las zonas eléctricas.

Si lo deseas, puedes aplicar un abrillantador en las partes plásticas para hacerlas más brillantes, pero como te explicamos anteriormente, de forma cuidadosa.

Por otra parte, suele recomendarse no encender el coche recién limpiado el motor por al menos dos o tres horas.

Al hacerlo, déjalo permanecer encendido por un par de minutos y presta atención a algún sonido extraño o anomalía que haya podido producir la limpieza.

limpiar un motor sin estropear nada

Para finalizar, no laves solo el motor. Lava el coche también, ya que el desengrasante pudo haber tocado partes con pintura y, por supuesto, si comienzas una limpieza, aprovecha de asear el coche en su totalidad.

El resultado final será el aspecto renovado de tu motor y tu coche en general, lo que se traduce como un vehículo muy seguro.

En este sentido, la limpieza de un motor puede completarse en el plazo de una hora.

¿Con qué frecuencia hacer limpieza de un motor?

La frecuencia debe desarrollarse de forma prudente. Es igual de perjudicial excedernos con la limpieza que no llevarla a cabo nunca.

Por una parte, el aseo profundo del motor de forma repetitiva podría averiar el sistema eléctrico dentro de la pieza.

Lo ideal es que el mantenimiento se realice de forma anual, es decir, una vez cada dos años en caso de coches para uso urbano en calles sin asfalto.

Por otra parte, el tiempo podría reducirse para vehículos de mayor utilidad. Sin embargo, la frecuencia dependerá de la intensidad de uso que tú le des al coche.

Realiza siempre el mantenimiento por prevención. Puedes hacerlo con nosotros en la Calle Atienza 1 de Fuenlabrada, Madrid.

Asimismo, para recibir información de forma personalizada puedes comunicarte a través de nuestro formulario web o nuestro teléfono.

¿Cómo limpiar el motor del coche por dentro y dejarlo impecable?